Cerramientos exteriores verticales

Los cerramientos exteriores verticales y sus características

1 julio 2009

Los cerramientos exteriores verticales y sus características

Los cerramientos exteriores verticales son los paramentos o paredes, que cumplen la función de protección del exterior, y en el caso de las paredes portantes cumplen una función estructural.

Los cerramientos exteriores se definen por su función, tomando en cuenta la aislación acústica e higrométrica y las relaciones entre exterior e interior.

Características de los cerramientos exteriores verticales:

Los cerramientos exteriores verticales se distinguen por sus características constructivas.

Los primeros cerramientos verticales eran sumamente gruesos, construidos con materiales pesados, debido a su función portante. Con el avance de la tecnología, los muros fueron haciéndose más livianos y perdiendo su función portadora, la que pasó a desempeñar el pilar, quedando a cargo del cerramiento la función de protección de los agentes externos.

Las exigencias que deben cubrir los cerramientos verticales son:

- Aislamiento térmico: un muro externito debe actuar como aislante del frío y del calor, y su capacidad de aislación está dada por el coeficiente de transmisión térmica del mismo y de sus materiales.

- Inercia térmica: es la capacidad de un material de mantener su temperatura (calor o frío), y el tiempo que demora en hacerlo. Los materiales densos poseen mayor inercia térmica.

- Resistencia a la acción de los vientos.

- Aislamiento acústico: un muro debe impedir el pasaje de los ruidos del exterior al interior y viceversa.

- Juntas de dilatación: destinadas a absorber los movimientos producidos por las dilataciones y contracciones ocasionadas por los cambios de temperatura ambiente.

- Estanqueidad: es la capacidad de impedir el pasaje del agua de lluvia o de nieve hacia el interior.

- Capacidad de evitar que se produzca humedad de condensación en las paredes interiores.

Los diferentes tipos de muros, según la técnica constructiva son:

- cerramientos macizos pesados: son los tradicionales, que están compuestos por un muro de gran espesor, con funciones estructurales.

- cerramientos dobles con cámara de aire: son cerramientos conformados por dos paredes livianas, con una cámara de aire en medio, que no cumplen funciones portantes.

- Cerramiento ligero con aislante exterior: son los muros simples, de materiales livianos, no portantes, que están recubiertos por material aislante exterior que impida el pasaje del agua.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen