Arquitectura orgánica

La arquitectura orgánica

23 marzo 2010

La arquitectura orgánica es una filosofía arquitectónica que promueve la creación de espacios humanos que armonicen con la naturaleza. Se procura integrar la construcción, el mobiliario y el entorno, para formar una composición unificada.

El término arquitectura orgánica es una creación del arquitecto norteamericano Frank Lloyd Wright, donde promueve este modelo de arquitectura como el ideal moderno de arquitectura para vivir en conjunto con la vida. Exaltando las formas surgidas de la naturaleza de los materiales y del propósito.

Alvar Aalto aportó la necesidad de contempla las necesidades psicológicas humanas en la arquitectura, en lugar de centrarse exclusivamente en los requisitos técnicos y funcionales.

Los principales exponentes de esta corriente arquitectónica son: Frank Lloyd Wright, Antoni Gaudí, Louis Sullivan, Gustav Stickley, Hundertwasser.

Este movimiento se deriva del racionalismo y fue promovido por los arquitectos escandinavos de la década del 30 y por el norteamericano Frank Lloyd Wright.

La arquitectura orgánica acepta algunas premisas del racionalismo como la libertad de planta, la incorporación de los adelantos industriales, el predominio de la función sobre lo ornamental.

La ideología de la arquitectura orgánica:

Los principales postulados de la arquitectura orgánica son:

• Mayor preocupación por contemplar la vida del hombre a quien está destinada la arquitectura. el arquitecto no está limitado a la estructura y la disposición de los ambientes, debe atender también los problemas psicológicos y vitales de este hombre.

• Nueva conciencia de los espacios interiores: mientras que la arquitectura racionalista promueve la adaptación de los volúmenes a las necesidades de planta, sus formas son cúbicas y tetraédricas, donde las necesidades encajan y se busca una simplificación de la estructura. El estudio de los movimientos del hombre lleva a buscar una envolvente apropiada. Las respuestas estructurales deben responder a estos espacios, dando lugar a formas más complejas, más caras y difíciles de industrializar. Es aquí donde se abandona uno de los principales postulados del racionalismo. Las obras de los arquitectos orgánicos son difíciles de imitar por su personalidad.

Como ejemplos de arquitectura orgánica podemos citar: la Biblioteca de Viipuri (1930) y el Pabellón Finlandés de la Exposición de New York (1939) de Alvar Aalto. La ampliación del Ayuntamiento de Goteborg (1937) de Edward Asplund. El taliesin West y la Fallingwater House de Frank Lloyd Wright.

Hay (1) comentarios:

  1. juan manuel gomez

    21 de febrero de 2011

    me parece muy bonita e increible la arquitectura organica. por mi parte me interesa mucho y me gustariua estudiar la arquitectura mas a fondo

    Like or Dislike: Thumb up 3 Thumb down 1

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen